Frida Kahlo – El huracán mexicano

28 Oct

 

Sensible; rebelde; metafórica; un tanto narcisista y destructiva, casi al borde de la locura: da como resultado un icono femenino y artístico admirado en todo el mundo, sobre todo en su tierra natal.

                                                                                                                                                                                                                                              De la mezcla de un padre de origen germano y de una madre mexicana nació en 1907  la extraordinaria Frida Kahlo, la tercera  de los cuatro hijos que tuvo la pareja. Sus primeros contactos con la pintura fue a la edad de 16 años, después de haber sufrido un accidente automovilístico. Durante la larga rehabilitación se dedicó a expresar su frustración mediante el arte.

Años más tarde, y ya recuperada, se puso en contacto con uno de los grandes muralistas de la época, Diego Rivera, a quien le mostró varias de sus obras. El artista quedó maravillado con el trabajo de Frida y ella quedó maravillada con la personalidad de él. Entre ellos se inició una relación tanto sentimental como profesional; los dos se nutrían uno del otro. En 1929 decidieron casarse. Sería el inicio de un matrimonio problemático, donde las infidelidades por parte de Rivera empeorarían el estado depresivo que iba incrementando en lo profundo de Kahlo.

  Su vida privada era un torbellino de conflictos; como lo era también su salud. A la edad de seis años, Frida había contraído poliomielitis; una enfermedad que la sometería a un sin fin de dolores durante toda su vida. A medida que pasaban los años, su columna vertebral se iba debilitando, secuela del accidente que tuvo cuando aún era adolescente. Además, en 1932 sufrió un aborto; hecho que inspiraría dos de sus grandes obras: Henry Ford Hospital y Frida y el aborto. 

 

 

  Su estilo siempre estuvo ligado a sus raíces mexicanas; al folclore y a su gente. Pero los más destacados eran sus autorretratos,  donde intentaba reflejar esos miedos y enfermedades que la persiguieron hasta el final de sus días.

Frida Kahlo murió la noche del 12 de julio de 1954, tras padecer una fuerte neumonía que la tenía postrada en una cama. En la actualidad, sus cenizas se encuentran en la casa que ella compartió con Rivera, convertida en museo un año después de su muerte.

Post by: Zizu (Gise)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: