Archivo | Arte por el mundo RSS feed for this section

Arte por el mundo – Japón

17 Oct

 

Todos los países del mundo poseen una cultura única, y dentro de ella se desarrolla el arte en todas sus expresiones. La historia y el pasado milenario de Japón se representa en sus pinturas; su mitología y leyendas que sirven como inspiración para los artistas.

Como todas las artes de la cultura asiática, la estética japonesa está muy ligada a lo sagrado, a la religión sintoista y a todo aquello que roce lo paranormal. Esto se debe a que, a lo largo del tiempo, el país fue influenciado por China y Corea y diversas etnias de la Polinesia.

 

Katsushika Hokusai, uno de los pintores japoneses más influyente de todos los tiempos; es un claro representante de su cultura y es reconocido por sus obras donde se representan la simpleza de la cotidiano y la grandeza de la naturaleza, trazada de una manera sencilla pero a su vez, extremadamente detallada.

Pez, dragón y geisha: iconos de la cultura japonesa

Los peces koi – cuyo significado es “carpa”, que también significa “amor” o “afecto” –  son originarios de Asia oriental y la crianza de estos peces floreció en Japón durante la Era Yayoi.

La meta – o el instinto –  del koi es nadar contra la corriente y superar las cascadas más altas. Según cuenta la leyenda,  cualquier koi que tuviera éxito al pasar por un tramo del Río Amarillo llamado Dragon Gate, inmediatamente se transformaría en un dragón.

El Pez Koi es un símbolo de la religión budista, que representa el valor y la fortaleza.

La estética de los dragones japoneses está inspirada en los de China y Corea. Tienen cuerpo de serpiente, cabeza de cocodrilo, escamas de lagarto, cuernos de ciervo, ojos de gato, nariz de salamandra, garras de águila, zarpas de lagarto, melena de león y bigotes de bagre.

Provienen de la mitología japonesa, representan la sabiduría, y por lo general se utilizan en los emblemas de los emperadores.

 

 La geisha es una artista tradicional japonesa. Su auge fue durante los siglos XVIII y XIX. En la actualidad todavía existen pero son una minoría.

Originalmente, las geishas solían ser hombres pero a mediados de 1800, las onna geisha (literalmente “geisha mujer”) comenzaron a triplicarse, hasta desterrar completamente a los hombres.

Mientras las prostitutas brindaban servicios sexuales, las geishas eran contratadas para entretener. Entre sus habilidades estaba la música, el baile y  la narración.

Post by: Zizu (Gisela)

Anuncios